HTML5, ¿presente o futuro?

¿Realmente es HTML5 una buena opción hoy en día?

Por el en , . Etiquetado como , , , , , , , , , , , , , con Sin comentarios

HTML5, ¿presente o futuro?
HTML5

HTML5

Mucho se habla sobre el HTML5 y su funcionalidad en la web actual, pero ¿realmente es una buena idea utilizar HTML5 hoy?.

La respuesta a esta pregunta no es fácil, en primer lugar, HTML5 viene de la mano de CSS3 y JavaScript, por un lado tanto HTML5 como CSS3 se encuentran todavía en fase de desarrollo, y al ritmo al que van las cosas, todavía tardará algún lustro en finalizarse el desarrollo completo de ambos estándares, por el otro, tal y como llevamos sufriendo desde el nacimiento de la Internet y de los primeros estándares HTML, cada navegador web hace un poco lo que le viene en gana y la mayoría de los navegadores web actuales no soportan ni el HTML5 ni el CSS3 al completo, unos soportan más funcionalidades y otros menos, pero ninguno soporta ambos estándares completos. Esto hace que la programación de un sitio web o de una aplicación web completamente bajo HTML5 se convierta, poco menos que, en una aventura. Menos mal que en el caso de JavaScript no existe tanta atomización y resulta mucho más fácil hacer que las cosas funcionen correctamente, al menos usando algún framework como MooTools o jQuery, ya que sino nos encontraremos con problemas parecidos a los que soportan HTML5 y CSS3.

Al no ser soportado por la inmensa mayoría de los navegadores web que utilizan nuestros visitantes y al no ser soportado completamente por las últimas versiones de los principales navegadores web, programar y/o diseñar un sitio web bajo HTML5 y CSS3 hace que el código fuente se convierta en un nido de parches, hacks, scripts y demás trucos que tendremos que utilizar si o si, si queremos que nuestros visitantes no mueran en el intento de visualizar nuestro trabajo.

¿Entonces qué hacemos, lo utilizamos o no?

En nuestro caso apostamos por utilizarlo, pero siempre siendo conscientes de los grandes problemas que nos puede generar el crossbrowsing de nuestro diseño web. Aún con las grandes limitaciones que sufrimos actualmente es preferible su uso a utilizar otros estándares anteriores, que también generan buenas dosis de hacks, scripts y parches por todas partes.

El aumento de tráfico desde dispositivos móviles como tabletas y smartphones se convierte en la principal ventaja que encontramos en el uso del HTML5, ya que son precisamente estos dispositivos los que mejor soportan los nuevos estándares. El diseño web sensible o adaptable (responsive web design) es otro de los mejores aliados del HTML5  y del CSS3, ya que, tal y como ya comentamos en Tipos de diseños web: fijo, fluido o líquido, elástico y sensible, es la mejor manera de asegurarnos la correcta visualización de nuestro contenido, independientemente del tamaño de pantalla del dispositivo que lo visualice.

¿Presente o futuro?

En APG creemos que el futuro ya se ha hecho presente, pero que aún queda un largo camino por recorrer para que podamos admirar en todo su esplendor lo que el estándar HTML5 nos depara. Además seguimos esperando la implantación del XHTML 2.0, sobre el que tenemos puestas muchas esperanzas, aunque de momento parece que HTML5 es el auténtico rey, pero la web semántica es muy terca y terminará reclamando su trono, ¿o no?.

« »